lunes, 3 de septiembre de 2007

Absolut Vonnegut





Icono de la contracultura de los sesenta.
Satírico de la existencia humana y antibélico con razón.
Filósofo norteamericano aunque con base en la frontera entre realidad y ficción.
Asaltante de las normas y resquebrajador de prejucicios.
Se ríe con y para el lector.
Cambio de tercio, ¿eh?
De Cameron a Kurt.
Me leí hace tiempo el desayuno de los campeones. Y es arrollador.
Gracias a Bridget, ayer, se me rememoró.