lunes, 17 de septiembre de 2007

La otra niña global
















La hija traviesa y descuidada que casi ninguna madre desearía tener que educar, sigue en la cresta de la ola.












Para quiénes habían subestimado su radio de alcance parece que su onda trash se dilata en el espacio y en el tiempo de forma imparable.












No se sabe bien donde va a llegar pero no parece que su trayectoria tenga fecha de caducidad.












Copa portadas de revistas, protagoniza innumerables editoriales, la han fichado como coolhunter en una reputada agencia y hasta existen webs dónde su estilo, es el look a copiar.



En Francia, la adoran.
Y si París llama, es que el río suena.






De celebridad local a icono global, a Cory, se la ha tragado una vorágine que no parece haberla superado, todavía...