martes, 25 de septiembre de 2007

Burberry Prorsum: Iron Made-In










































































































Mucho chiffon, tules y organza adornados con tachuelas, preciosistas cinturones metálicos y motivos de inspiración militar.














Y un toque Ford ( en su época Gucci)/Versace en cuánto a atrevimiento y colores (que se hace evidente al final del desfile, con los abrigos y casacas en azul agua, turquesa y magenta).















Atrás quedan los abullonados, la discreción y la fragilidad.















Bienvenidos los hilos de oro a lo cortina rasgada y las sandalias con calcetin de lana, una de esas propuestas conceptuales que a mí me maravillan sobre la pasarela pero que luego a la hora de ponerla en práctica...















Ésta vez Bailey orquesta un desfile que suena a rock. No a balada.