miércoles, 12 de septiembre de 2007

Juventud, divino tesoro





































¿Son Jennifer y sus chicas o un ejército de Bratz?








En la tienda de Patricia Field fijo que la "cole" se vende fenomenal.








Es innegable al menos que está elaborada a imagen y semejanza de su precursora. López en estado puro: minis, campanas, tops mariposa, mangas farol, microchaquetas, algún que otro peto/mono y mucho "glow".








Y como no, plataformas imposibles en los pies.








En resumidas cuentas, azúcar, chicle de fresa, petazetas y ríos de coke...
No entraré en el eterno debate de "zapatero a tus zapatos" porque mal que me pese, JLo fué de las primeras en ponerle cara a una colección cuyo único atractivo es su nombre.
Al fin y al cabo, me cae bien, y no hace demasiado daño a diseñadores noveles en proceso de expansión.
Pd: Atención a su incipiente tripita, no se si será por un atracón de dulces o porqué viene de camino su "mini-yo"...