jueves, 4 de octubre de 2007

L'ultimo bacio











































































































Último paseíllo de Valentino en la semana Parisina del prêt-a-porter.
Anna Piaggi (del Vogue Italiano) respiró entre hastíada y aliviada al terminar el desfile y declaró que se alegra del imminente cambio en las riendas de la casa porque Valentino le resulta ya "aburrido".
Hillary Alexander (del Daily Telegraph) se lamenta sin embargo de la marcha de alguien que considera "irremplazable".
"Llevo más de 45 años vistiendo a la mujer con el mismo estilo", dice de él mismo el creador.
¿Mérito o descrédito?
Valentino Garabani odia a las "fashion-victim".
Está en contra del casual.
Se horroriza ante aquellas que siguen los dictados de la moda a ciegas.
Y le espeluzna el desaliño.
"No conozco nada más lejos de la feminidad", ha afirmado en repetidas ocasiones cuando se le pregunta por las tendencias poco favorecedoras y la "democratización" del mundo de la moda.
Su máxima es la distinción.
Es un integrista de las buenas formas.
Un ortodoxo del glamour.
Un purista del buen gusto.
No es que no se renueve, sino que es absoluta e íntegramente coherente con su idea de mujer elegante.
No es que no sepa innovar, es que no quiere hacerlo.
Le debe parecer ridículo rendirse ante la extravagancia absurda y ceder a la modernización grotesca cuando hace ya muchos años que dió con la fórmula perfecta de la exquisitez.
De todos modos, éste ha sido uno de sus desfiles más variados y heterogéneos.
Podríamos decir que en su último adiós ha experimentado más que nunca en cuánto a cromas, volúmenes, y formas. Demostrándole así al mundo que "no es lo mismo, es distinto".
¿Y es que, porqué querría alguien empeñarse en afearse cuando por el mismo precio puede lucir sencillamente espectacular?
Eso mismo me pregunto yo muchas veces también, y la sigo cagando cuando me compro cosas que sé perfectamente que me sientan fatal...











6 comentarios:

Amia dijo...

Es grande, es de los más grandes. Junto con Oscar de la Renta, sus mujeres siempre son las mas elegantes, y sus vestidos siempre son obras de arte. Hasta en los peinados, el maquillaje, salen guapas, no como mujeres enfermas que últimamente tanto se ven en los desfiles, y que a mi me horroriza
Es quien pasará a la historia de la moda por ser atemporal, por seguir sus propios criterios y no los dictados de la moda para cada temporada.
Maravilloso!!!

aka scrunchie girl dijo...

Totalmente de acuerdo, su principal mérito es su atemporalidad y su fidelidad a sí mismo a pesar de los demás.

Alma DeLuXe dijo...

Estoy con vosotras, para mí es sin duda el gran maestro. Su ausencia será notable, pero siempre estará presente, ya es historia. Besos a las dos.

viviana dijo...

estoy totalmente de acuerdo con él, para qué ir hecha una payasa cuando por el mismo dinero puedes ir hecha una reina con uno de sus vestidos... se le va a echar mucho de menos, sus colecciones serán siempre del mismo estilo pero al menos no defrauda como tantos otros.
Otra cosa, me parece de muy mala educación que la tipa esa del vogue dijese eso, quien es ella al lado de Valentino? quien se acordará de ella cuando se vaya? cuanto endiosado hay por la vida...
Besos.

somebody dijo...

酒店經紀人,菲梵酒店經紀,酒店經紀,禮服酒店上班,酒店小姐,便服酒店經紀,酒店打工,酒店寒假打工,酒店經紀,酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工經紀,制服酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工,酒店經紀,制服酒店經紀,酒店經紀

somebody dijo...

酒店經紀人,菲梵酒店經紀,酒店經紀,禮服酒店上班,酒店小姐,便服酒店經紀,酒店打工,酒店寒假打工,酒店經紀,酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工經紀,制服酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工,酒店經紀,制服酒店經紀,酒店經紀