lunes, 8 de octubre de 2007

Las chicas de la cruz roja


































































































































































































































































































































Cómo un ejército de enfermeras de Oklahoma llamadas a filas un 8 de Diciembre de 1942, aparecieron en escena grandes modelos de los noventa cómo Nadja Auermann, Stephanie Seymour, Naomi Campbell o Eva Herzigova, anunciando el desfile de Vuitton.
Plastificadas, con mascarillas de tela y con sus pertinentes cofias a modo de cartel publicitario, saltaban a la pasarela las auxiliares médicas de Marc.
Cómo ya rezan algunos editoriales, muy Comme des Garçons...
Pero bien, el caldo de cultivo no está mal, mucho mucho de Jacobs y un poquito de todos los demás.
Del todo marca de la casa, un compendio de sus must: los pasteles, faldas lápiz, trench, tules, volantes, cinturas marcadas y gasas, los zapatos, y por supuesto, los bolsos reinventados en un giro de tuerca más.
Aunque el desfile arrancara con un toque fetichista, la cosa derivó en un plácido y sensorial paseo de un grupo de señoritas coloristas, eclécticas, solazadas y con mucho glamour.