miércoles, 11 de julio de 2007

La otra cara de la moneda

(photo: people.com)


Al otro lado está ella.
No sé si será puro altruismo o un acto de benevolencia.
O simplemente un empujoncito a la que subió al estrellato junto a ella.
Beyoncé es otra cosa.
Paris no queda ni siquiera a medio camino.