sábado, 4 de agosto de 2007

La Madame





Seguimos de aniversarios.

Junto a Valentino, Lacroix, Versace, etc.., le ha tocado el turno a Vivienne.

La mujer eternamente curtida con aires de musa subterfugia, cumple 36 años en el mundo de la moda.

Una Cruella De Ville de alma punk.

Una star hollywoodiense de los años cuarenta.

Una corsetera de cabaret clandestino.

Una tatuadora en el Soho Newyorquino.

Entre Marlène Dietrich y Lucia Bosé.

Todo eso me inspira la Westwood.

Su moda es pura anarquía.

Ahí se notan su inconformismo y su espíritu antisistema.

Sus ojos observan, sus sentidos rastrean, su cabeza procesa, su corazón filtra, y sus manos aplican.

Adopta, reinterpreta, transforma.

En definitiva, recicla.
Tejidos, ideas, movimientos.
Canciones, estados de ánimo, paletas de colores.
Perfiles, volúmenes y estampados.
Figuras, mitos, victimas y verdugos.
Nada se le escapa.
Porqué la moda es un proceso , y la Madame inglesa, una máquina.