viernes, 4 de enero de 2008

En estas Navidades, empacho de Youtube




No sé si llamarlo descubrimiento o pérdida de tiempo, pero como si fueran pocas, se ha añadido a mi curriculum de adicciones televisivas (series sí, tv no) , el proyecto de Heidi Klum.

Debido a mis escasas cualidades artísticas con el lápiz o la aguja, me causa una tremenda admiración y una hiriente envidia todo aquel que sabe dibujar y coser como aquel que sabe coser y cantar. Mi madre deberia haber sido diseñadora, o al menos modista, pero modista en plan bien, no mera zurzidora, que para eso ya estoy yo: servidora. Y soy de las malas, de las que se lía cosiendo un botón... Pero como toda niña de otra generación, también quise siempre hacerme yo misma la ropa. Mi progenitora lo hacía, con ayuda del Burda (y que nos perdone la Terremoto de Alcorcón), y yo la acompañaba a comprar telas, a elegir botones y forros, y hombreras, aunque estas últimas me horrorizaban. El tacto del guatiné "a palo seco", todavía me sigue atormentando...

Lo mejor eran los botones, mira tú por dónde, esos con los que mis manos no se llevan tan bien. Si veis a alguien por la calle con abrigo y sin botones, sí, por ahí va scrunchie girl. Era genial bajar a Santa Ana y enmarañarse con la gente, en su mayoría féminas y de incipiente madurez, apiñándose en los mostradores, cuasi pelearse por los cartoncillos floridos de muestras, y en mi caso, imaginar que elegía. Siempre me desprendía de la mano de mi madre y actuaba por mi cuenta. Aunque apenas me alcanzaba el cuerpo a hacerme con cualquiera de los cajones. A la hora de pagar, te metían todo en pequeñas bolsitas verdes y blancas que bajaban por una especie de balanza desplazada por la cajera con una cuerda. Mercería, que palabra tan bonita casi obsoleta... Esta todavía existe, y si hubiera aprendido a plasmar mis imaginativas ideas, estaría repitiendo la jugada a la verdadera.












Bien, visto mi trauma infantil, es normal que me enganche a un programa como este. Como si de un Supermodelo no cualquiera se tratara, aquí los contestants son diseñadores, eruditos o freelance, con amplias dotes y probadas cualidades, no importa si adquiridas por ciencia infusa o a base de enseñanzas académicas.


El casting, como es lógico, es de los más variopinto, hay para todos los gustos pero siempre dentro del cánon yankee, es decir, el sentido de la estética de la mayoría de ellos es un tanto peculiar y muy representativo del American way of life. Casi todos los participantes proceden de núcleos urbanos, normalmente ganan por goleada los de Los Angeles, y Nueva York, que es donde se hace el programa, en la sede americana de la Parson's School of Design.


Bien, cómo es lógico el formato se acerca peligrosamente al reality show pero no, nada que ver con centrarse en rifirafes entre consursantes, y haberlos haylos, que cada uno es de un padre y una madre y los choques y roces proliferan como en cualquier competición, pero es curioso, no se hace hincapié dañino en esa faceta del show. Se muestra lo mínimo de puertas para adentro, lo justo para ver como viven, por cierto, en los magníficos apartamentos Atlas NYC.
Lo mejor como digo que lo que cuenta es el proceso, los retos son predecibles pero interesantes, poco tiempo y muchas expectativas. El primer capítulo fué crucial porqué la prueba consistía en crear una pieza para colección Bitten de Sarah Jessica Parker, así que ya me diréis, acostumbarada una a las estrellas locales, me pareció excepcional (mmm, soy de fácil impresión cuando se trata de Sarah Jessica). A pesar de la pobreza de sus creaciones...Total, que a lo tonto me he tragado dos de las temporadas del programa.



Lo mejor son los jueces. Empezando por el hilarious Michael Kors, del que desconocía su físico pero que es de lo más simpático, aunque cuyo juicio a la par que estilo encuentro liso y llano sino desértico. La editora jefe de moda de la revista Elle es tremenda, da miedo profundo al emitir sus veredictos, tiene una visión demasiado editorialista y pérfida. Y los demás van rotando pero son habituales Donna Karan, Zac Posen, Francisco Costa o Vera Wang.


















La cosa no tiene más misterio pero he matado muy placidamente el tiempo con mis miras puestas en un don que siempre anhelé y que creo que es ya demasiado tarde para aprender.
Seguiré viendo los toros desde la barrera, aunque a raíz de mi obsesión me he autoregalado no un par de libros de autoayuda sino de ilustración, ya veremos cúanto tardo en devolverlos...
Feliz año nuevo a todos!



































10 comentarios:

Lucio dijo...

paso total de este tipo de reality,ademas el world fashion desprecia total a este tipo de concursantes sean de diseños o de modelaje.digoo!!!

Allure dijo...

Por experiencia te digo que nunca es tarde. Yo empecé a dibujar en serio hace menos de un año.

Un libro muy recomendable es "9 Heads". Yo aún no lo tengo, porqué es un poco caro, pero espero que los Reyes se estiren y me lo dejen en la zapatilla. El que si que tengo es "Dibujo Plano. Ilustración de Moda" de MAOMAO, y por el precio merece la pena.

aka scrunchie girl dijo...

Lucio. Absolutely, ciertamente el futuro de los susodichos en el world fashion, como tu dices, es nulo pero hay que mirarlo desde la óptica looser freak. Solo te digo que ahora estoy con la versión inglesa..y me falta la canadiense!auch!Beso!
Allure. Creo que ese ese el que me he comprado yo, el de Maomao, de dibujo plano y de figurines, madre mía, quién me lo iba a decir a mí que soy de un disciplina completamente opuesta..enfín!¿¿Y has aprendido algo?? Seguro que tienes mejores dotes y mucha más predisposición que yo!Beso!

Lucio dijo...

lo de las piernas es por que tus estilismos siempre son minifalderos.un saludo.

Di dijo...

Yo casi mejor no lo veo porque me engancho a cualquier chorrada que den por la tele (o que me pueda bajar por torrent, lo mismo da).

Un beso guapa.

unrinconcitoenelmundo dijo...

Ni me lo planteo, me cuesta la vida coser un botón...cada vez que vuelvo a casa le doy tareílla a mi madre!!
Para los dibujos soy peor que mala, ¿qué le vamos a hacer?
Besos!!

Shopaholic dijo...

Lo de los dibujos es algo que siempre me hubiera gustado hacer, pero ya me he dado por vencida. Y lo he intentado eh! con libros de esos que te enseñan, pero esta visto que no...

Un beso!

alterego dijo...

Creo que todos o casi todos somos un poco modistos frustados, porque quién no ha soñado alguna vez con su propia colección?. Por desgracia, Dios tampoco me ha llamado por ese camino. Conociéndome, voy a engancharme pero ya!. Estoy de acuerdo en que esta gente nunca llega a nada, pero seguro que es muy entretenido verlo. Que te traigan muchas cosas los Reyes. Bss.

chicochuc dijo...

Me engancho muy facil a estas cosas asi que prefiero ni mirar. Pero mirare... porque tiene pinta de entretenido.
Lo del dibujo tampoco es lo mio, y eso que me hubiera encantado. Te deseo que aprendas mucho!
Saludos

somebody dijo...

酒店經紀人,菲梵酒店經紀,酒店經紀,禮服酒店上班,酒店小姐,便服酒店經紀,酒店打工,酒店寒假打工,酒店經紀,酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工經紀,制服酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工,酒店經紀,制服酒店經紀,酒店經紀