martes, 6 de noviembre de 2007

Un paseo por las nubes


Yo de mayor, quiero ser cazadora de núcleos nubosos.
Rompedora de cielos encapotados.
Investigadora celestial.


Y es que queridos reyes magos, añado a mi lista de ofrendas navideñas la "Guía del observador de nubes".



Éste fin de semana he leído un artículo sobre ello y me ha dejado maravillada que exista semejante menester, que el oficio de perseguidor de nubes, sea una algodonada realidad.




Era consciente de que éstas se estudian cómo fenómeno meteorológico pero nunca pensé que hubiera gente que se dedicara a perseguirlas allende los mares movida simplemente por su mórbida belleza y su ignota diversidad.



Por eso hoy quiero ser analista del cielo, y no cronista terrenal.


Porqué yo también quiero hacer surf en las alturas y doctorarme en gloria matutina.


Porqué hoy lo dejo todo, y me echo a volar.

Aunque ya se ponga la noche sobre mi ciudad.