viernes, 23 de noviembre de 2007

SúperMario







Poderoso y talentoso Mario.








Colorista en blanco y negro.




Atrevido e inconformista.




Pionero, intimista y despojador.




Distinguido insurrecto.




Cultivado rebelde.




Latino de nacimiento, británico de adopción, no es profeta en su tierra sino según sus propias palabras "un simple peruano en europa", y en acción.




Un ciudadano del mundo.




Un "real" captador.







































Dentro de la muestra, Diana, princesa de Gales que se exhibe en la National Portrait Gallery de Londres, encontramos las mejores instantáneas realizadas por éste misionero de la fotografía a una lady Diana radiante, cercana, sosegadamente bella, inusualmente feliz, y merecidamente llena de vida.



Esa mujer por la que Testino rompió con el oficio de frío y distante retratador de maniquíes y pasó a absorber actitudes, estados de ánimo, ademanes, conductas, gestos y emociones con parada y fonda en el objetivo de su cámara.





Ella fué su musa inspiradora, en ella vió aquello que nunca se atrevió a mostrar, encontró a una princesa destronada, desalmada, e insatisfecha y la convertió en dama risueña y jovial. En férrea madre coraje. Y casi en femme fatale.










La moda fué su escuela.


Vogue y Vanity Fair, su universidad.


Carine Roitfeld su hada madrina. Madonna su pasaporte a la fama.



Y la Wintour, su cortejadora en la sombra.




Nació en Lima en 1954 en el seno de una familia multicultural.


Por sus venas corre sangre española, italiana e irlandesa, y es de ésta última nación anglosajona de la que ha heredado su firme pose de gentleman.


Porqué es un señor bienparecido, de aire discreto y reservado, elegante sin exceso, serio y más bien formal aunque muy "bonachón".


Un hombre que estudió derecho y relaciones internacionales pero que decidió probar suerte con la fotografía, un hobby hecho pasión por el que lo dejó todo, empezó de cero tardíamente, y triunfó.















Testino dió al traste con la tendencia grunge y se rebeló contra el etablishment del momento reinventando el glamour.







Desmitificó a los mitos, dió vida a diosas aún en vida y contribuyó altamente (de la mano de Carine) a que Tom Ford hiciera de Gucci su feudo en posesión.







Testino no plasma una imagen, Testino homologa un humor.





Humaniza un momento.






Eterniza una sensación.







Testino fué el primero en interaccionar con las modelos, en conocerlas, en entenderlas, en intuirlas, para saber y poder trabajar mejor.


















Por eso se hizo fotógrafo de las estrellas.







Para naturalizarlas.





Aprendió a admirarlas para arrancarles la máscara y el disfraz.








Para mimarlas y concebirlas desde las entrañas.









Para mostrarle al mundo su semblante original.






Así consiguió desnudar a Jennifer Aniston, la novia de América.















Envileció a Gwyneth Paltrow.
















Y nos mostró el trasero de la top entre las tops.



















































































































Su último libro, Let me in, recopila sus mejores momentos con las estrellas, esas estrellas amigas, amadas, odiadas, codiciadas, tiranizadas, liberadas, escondidas, en su estado más desconocido, menos aborrecido y artificioso, inverosímil, privado, íntimo y personal...
Pasen y vean, show must go on.
















12 comentarios:

pinup_shoot dijo...

Me gusta mucho Testino, entre otras hay una fotografía suya de una bailarina de ballet clásico en una fábrica que me encanta.

Alma DeLuXe dijo...

Es una mirada diferente, enriquecedora y veraz. Las buenas fotos deben destilar personalidad y buen hacer para quedarse, tener temperamento y razón de ser para ser admiradas porque sí. Y estas son unas buenísimas fotos. Un beso.

aka scrunchie girl dijo...

Pinup. Me encantaría encontrar esa foto!Beso!
Alma. Totalmente de acuerdo.Besoss!

Shopaholic dijo...

Yo tambien estoy de acuerdo con vosotras, la buena fotografia debe transmitir, y creo que las fotos de Testino transmiten.

Un beso!

Mer dijo...

Siempre adoré la segunda foto de Kate Moss...Quizás por lo que dicen, hay una historia detrás...buen finde!

aka scrunchie girl dijo...

Shopaholic. Desde luego, la fotografía no es simplemente una técnica o la proyección de una imagen, sino un lenguaje artístico en toda regla. Y para eso hacen falta fuerza y sentimiento.
Mer. Sí, esa foto es muy especial. Con esa Kate aniñada "espiando" con gesto sensual lo que está pasando a sus espaldas..y bonitas espaldas!
Besos!

coco dijo...

I can;t wait to get the mario testino book
i love the kate moss picture!

AB Complementos dijo...

Testino es un fotógrafo impresionante! Son fotografías especiales, con una visión y un enfoque únicos. Me encanta!

thesil dijo...

A mi me encanta la de Gwyneth, no se, se la ve tan diferente, totalmente opuesta a la imagen de niña dulce que normalmente nos transmite.
Aun sigo flipando con la foto de Demi Moore pintándole los labios a su marido.
Besitos

Aretha dijo...

Me encanta Mario, es uno de los pocos fotógrafos cuyas pics son más bien naturales y simples que me emocionan. Es demasiado talentoso y me enorgullece que sea latinoamericano (snif snif lágrimas jajjaa)

Namy dijo...

genial el post...genial Mario...en serio, pocos le hacen sombra a este hombre...que fotos!!!...
Besitos.

somebody dijo...

酒店經紀人,菲梵酒店經紀,酒店經紀,禮服酒店上班,酒店小姐,便服酒店經紀,酒店打工,酒店寒假打工,酒店經紀,酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工經紀,制服酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工,酒店經紀,制服酒店經紀,酒店經紀